LA PÁGINA ES HECHA PARA TODO AQUEL QUE SIENTA Y DESEE VIVR LA LUZ , AMOR O SENTIR UNA ARMONÍA

ESTE BLOGGER CONTIENE TODO LO REFERENTE A UN DESPERTAR DE CONSCIENCIA, QUE CADA INDIVIDUO PODRÁ REALIZAR DE FORMA PERSONAL, YA QUE ESE CAMINO ES VOLUNTARIO E INDIVIDUAL.

CONTIENE MÚSICA, VÍDEOS, PELÍCULAS Y NOTAS, QUE A TRAVÉS DE TU SENTIR, BÚSQUEDA Y DESEOS DE CONOCER TE LLEVARA A NAVEGAR POR ESTAS PÁGINAS.

HABLAR DE LO MISMO ES REDUNDAR SOBRE LO MISMO.

EL NÚCLEO DE TU EXISTENCIA ES EL AMOR.

LA REALIZACIÓN ES TU SENTIR Y VOLUNTAD DE LLEGAR A TENER OTRA REALIDAD.

NUNCA DEJES DE SENTIR TU CORAZÓN.

COMPARTE TUS ENSEÑANZAS CUANDO SE HAGAN REALIDAD EN TI, PORQUE TE HABRÁS TRANSFORMADO A UN ESTADO DE SER Y SENTIR DIFERENTE, TU GUÍA TU PAZ SERÁ.

DEJO AQUÍ PARTE DE MI CORAZÓN, AMOR Y CAMINO QUE ME LLEVO A AMAR TODO LO QUE SOY, LO QUE VEO Y MI ENTORNO Y ESTAR EN DONDE EN REALIDAD DESEO ESTAR, CON QUIEN DESEO ESTAR Y DESDE AHÍ AMAR LA TOTALIDAD DE LO CREADO.

EN AMOR PARA TI QUE DESEAS VER Y NAVEGAR EN ESTA TU PÁGINA.

Si vas a compartir recuerda que todo tiene derechos de autor, comparte con la fecha de creación, nombre de autor e incluye la fuente que es: http://luzverdadomentira.blogspot.mx/, de una forma visible, no lo minimices de tal forma que ni se vea.

miércoles, enero 20, 2016

YOUR CELLS ARE LISTENING: HOW TALKING TO YOUR BODY HELPS YOU HEAL / SUS CÉLULAS ESTÁN ESCUCHANDO: CÓMO HABLAR A SU CUERPO AYUDA A SANAR


by Therese Wade

“Every part of your body has its own consciousness or its own soul.” These trans-formative words, spoken by indigenous medicine women, began my journey within to discover the extraordinary healing capacity of the human body.

When this perspective was introduced to me, I was suffering from a severe chronic pain disorder. I suddenly imagined incorporating this concept into my meditation routine. I thought, Can my body hear me…can I talk to it to gain its cooperation in healing this condition?

That night, after reaching a state of deep calm through meditation, I inwardly engaged my body in a heartfelt conversation, with hope, but having no idea what to expect. After about one hour of this focused communication, something amazing happened. My tissues began to respond. Connective tissue pulled and stretched apart layers of scar tissue. Nerves fired and my calf muscles began to perform flexion and extension exercises independently of my conscious control. As this response continued, one of my calf muscles that had become paralyzed by the neuropathic condition — diagnosed as Reflex Sympathetic Dystrophy — came back to life as electric-like jolts shot through the area.

My heart pounded as I realized that the path to my freedom from this condition had finally begun. With a background in acupuncture and Oriental medicine, I knew too well how prevalent chronic pain is in this country and I wondered what the implications of this phenomenon could mean to so many others who were suffering. As I continued to make progress with my condition, I organized my approach into a system that I could teach to clients and shifted my professional focus to hypnotherapy.

When instructing my clients, I explain that a regular meditation practice is necessary to train the brain to enter alpha and theta brain wave states. While in these states, communication between the conscious mind and the physical body is dramatically enhanced. I have found that when communicating, there are three key steps to gaining the cooperation of the body:

Approach your body with genuine compassion, understanding that it is made up of conscious cells who experience emotions.

Build trust by engaging your body in mental conversations about your desire for the two of you to cooperate and overcome the ailment.
Allow changes in the conversation by using different thoughts and words that elicit spontaneous elevated emotions.

From my experience, the above guidelines are necessary to achieve dynamic healing responses in the body. I recently came across a very similar set of factors that were discovered by researcher Cleve Backster, who spent 36 years studying biocommunication in plant, animal and human cells. He referred to these factors as real intent, attunement, and spontaneity.[1]

SUS CÉLULAS ESTÁN ESCUCHANDO: CÓMO HABLAR A SU CUERPO AYUDA A SANAR

por Teresa Wade

"Cada parte del cuerpo tiene su propia conciencia o de su propia alma." Estas palabras trans-formación, pronunciadas por curanderas indígenas, comenzó mi viaje interior para descubrir la extraordinaria capacidad de curación del cuerpo humano.

Cuando esta perspectiva se introdujo a mí, yo estaba sufriendo de un trastorno de dolor crónico severo. De repente me imaginé que incorpora este concepto en mi rutina de meditación. Pensé: ¿Puede mi cuerpo me oyes ... puedo hablar con él para obtener su cooperación en la curación de esta enfermedad?

Esa noche, después de llegar a un estado de profunda calma a través de la meditación, yo interiormente dedica mi cuerpo en una conversación sincera, con esperanza, pero sin tener idea de qué esperar. Después de aproximadamente una hora de esta enfocada comunicación, algo increíble sucedió. Mis tejidos empezaron a responder. El tejido conectivo sacó y se estiró aparte capas de tejido cicatricial. Nervios dispararon y mis músculos de la pantorrilla comenzaron a realizar ejercicios de flexión y extensión independientemente de mi control consciente. Como esta respuesta continuó, uno de mis músculos de la pantorrilla que se había paralizado por la condición neuropático - diagnosticados de distrofia simpática refleja - volvieron a la vida como sacudidas eléctricas similares a tiros por la zona.

Mi corazón latía como me di cuenta de que el camino hacia mi libertad de esta condición por fin había comenzado. Con una formación en acupuntura y medicina oriental, sabía muy bien cómo prevalece el dolor crónico es en este país y me pregunté cuáles son las implicaciones de este fenómeno podrían significar para tantas otras personas que estaban sufriendo. A medida que continuaba haciendo progresos con mi condición, organicé mi acercamiento a un sistema que podía enseñar a los clientes y cambié mi enfoque profesional a la hipnoterapia.

Al instruir a mis clientes, les explico que una práctica regular de la meditación es necesaria para entrenar el cerebro para entrar en alfa y theta del cerebro estados de onda. Mientras que en estos estados, la comunicación entre la mente consciente y el cuerpo físico se ha mejorado de forma espectacular. He encontrado que cuando se comunica, hay tres pasos clave para lograr la cooperación del cuerpo:

Acérquese a su cuerpo con genuina compasión, la comprensión de que se compone de células conscientes que experimentan emociones.
Crear confianza mediante la participación de su cuerpo en las conversaciones mentales acerca de su deseo de que los dos a cooperar y superar la dolencia.

Permitir cambios en la conversación mediante el uso de diferentes pensamientos y palabras que provocan emociones elevadas espontáneos.
Desde mi experiencia, las pautas anteriores son necesarias para lograr respuestas curativas dinámicos en el cuerpo. Recientemente me encontré con un conjunto muy similar de factores que fueron descubiertos por el investigador Cleve Backster, quien pasó 36 años estudiando Biocomunicación en plantas, animales y células humanas. Se refirió a estos factores como verdadera intención, la sintonía y la espontaneidad. [1]


Publicar un comentario