LA PÁGINA ES HECHA PARA TODO AQUEL QUE SIENTA Y DESEE VIVR LA LUZ , AMOR O SENTIR UNA ARMONÍA

ESTE BLOGGER CONTIENE TODO LO REFERENTE A UN DESPERTAR DE CONSCIENCIA, QUE CADA INDIVIDUO PODRÁ REALIZAR DE FORMA PERSONAL, YA QUE ESE CAMINO ES VOLUNTARIO E INDIVIDUAL.

CONTIENE MÚSICA, VÍDEOS, PELÍCULAS Y NOTAS, QUE A TRAVÉS DE TU SENTIR, BÚSQUEDA Y DESEOS DE CONOCER TE LLEVARA A NAVEGAR POR ESTAS PÁGINAS.

HABLAR DE LO MISMO ES REDUNDAR SOBRE LO MISMO.

EL NÚCLEO DE TU EXISTENCIA ES EL AMOR.

LA REALIZACIÓN ES TU SENTIR Y VOLUNTAD DE LLEGAR A TENER OTRA REALIDAD.

NUNCA DEJES DE SENTIR TU CORAZÓN.

COMPARTE TUS ENSEÑANZAS CUANDO SE HAGAN REALIDAD EN TI, PORQUE TE HABRÁS TRANSFORMADO A UN ESTADO DE SER Y SENTIR DIFERENTE, TU GUÍA TU PAZ SERÁ.

DEJO AQUÍ PARTE DE MI CORAZÓN, AMOR Y CAMINO QUE ME LLEVO A AMAR TODO LO QUE SOY, LO QUE VEO Y MI ENTORNO Y ESTAR EN DONDE EN REALIDAD DESEO ESTAR, CON QUIEN DESEO ESTAR Y DESDE AHÍ AMAR LA TOTALIDAD DE LO CREADO.

EN AMOR PARA TI QUE DESEAS VER Y NAVEGAR EN ESTA TU PÁGINA.

Si vas a compartir recuerda que todo tiene derechos de autor, comparte con la fecha de creación, nombre de autor e incluye la fuente que es: http://luzverdadomentira.blogspot.mx/, de una forma visible, no lo minimices de tal forma que ni se vea.

lunes, agosto 31, 2015

LO ESPIRITUAL NO CORRESPONDE A LA RELIGIÓN – Aída Granillo

Por eones de años nos han hecho creer que lo espiritual corresponde a la religión, por ello fueron creadas las religiones.
La religión es una forma de corromper el espíritu.
Te guían y te dice que hacer, así es como fuiste perdiendo la conexión con tu interior.
La conexión con tu sentir, latir es el verdadero camino a la espiritualidad.
No se encuentra fuera sino dentro de ti.
Es simple de identificar, cuando dentro de ti te dice no vayas, no hagas, no tengas relación con esa persona, ese trabajo no es para ti, etc. De esa manera te guía para que no vayas por caminos que no te corresponden. Tú decides escuchar o no.
Pero también te guía de manera positiva, cuando te dice y te hace sentir que tu trabajo es el adecuado, que esa persona es alguien con quien puedes estar ya que tu energía y su energía corresponden al estado que guardas en ese entonces. También te guía para saber que está bien o mal de acuerdo a la integridad.
Pero, tú eres quien toma la decisión de escuchar o no.
La religión con el confesarte te quita pecados, que bien sabes que no es posible quitar. Porque si te quitara el pecado no volverías a cometerlo, no hablarías de él ni tendría importancia en tu vida. En cambio con ese método te das permiso de seguir actuando como lo has hecho hasta ahora, no existe transformación.
Lo que en realidad sucede, es que te vas atando más a esa religión dejando tu espiritualidad.
Lo espiritual en cambio es tu mejor guía, te dice a donde ir y en donde no, no te ata, pero te hace responsable y al hacer eso te lleva a estadios de mayor conciencia.
La espiritualidad es un sentimiento, un estado de conciencia una forma de vida en donde no necesitas acarrear a nadie, porque sabes que acarrear es igual que obligar y de esa forma no existe la transformación o el querer ser mejor persona.
Cuando decidas ser guiado y no atrapado, te dirigirás al interior que como guía te da un bien estar.
Aunque las circunstancias y el exterior pareciera que se está derrumbando, dentro de tu espiritualidad, conexión con tu Dios interno, sabrás que siempre estás en lugar seguro.
A lo mejor alguna vez ya te sucedió, de estar en un lugar llamado “caos” y no vivirlo como tal, ya que todo se iba resolviendo conforme transcurría el momento.
Eso es vivir en espiritualidad.
Vivir en espiritualidad es ser tú mismo
Es transformarte a ti en amor, el amor que da paz.
El amor tiene varias vertientes, no es estructurado, es bastante flexible y no se basa en a quien das “amor”.
Es un estado de conciencia que abarca toda tu existencia.
Amor y espiritualidad van de la mano.
La religión va de la mano con la manipulación, por ello existen diversas religiones gobernadas por personas y no por el Dios Interno

QUIERES SER ESPIRITUAL, SE TÚ EN AMOR, ASÍ DE SIMPLE.
Publicar un comentario